CC.OO tiene calado a Huracán. Sin desperdicio.

El alcalde de Mollina (Huracán) propone a sus vecinos/as con hijos en edad escolar trabajar diez días para el ayuntamiento a cambio de que su hijo/a pueda comer gratis en el comedor escolar.

Fuente: http://www.fsc.ccoo.es/webfscmalaga/Inicio:678998–CCOO_califica_de_demagogicas_las_declaraciones_del_alcalde_de_Mollina_y_su_oportunista_defensa_de_lo_publico

«la demagogia de un alcalde que ofrece comida a cambio de trabajo, como en los tiempos de la esclavitud»

Que CCOO está en contra de la privatización de los servicios públicos es público y notorio. Y en esta defensa de lo público se incluyen los comedores escolares. Pero este Sindicato se opone a las privatizaciones porque entiende que lo público es garantía de igualdad y democracia. De ahí que no deje de sorprendernos cómo los servicios públicos tienen defensores de la noche a la mañana, con al parecer poca memoria y mucha pose de oportunismo político, que defiende los comedores escolares con la misma facilidad que privatizó el servicio de nóminas del ayuntamiento, o encargó informes y auditorias externas, gastando dinero público innecesariamente pues se podía haber realizado perfectamente por personal municipal.

Esto es lo que está pasando en Mollina, donde lo que es un conflicto entre administraciones, la Junta de Andalucía y el ayuntamiento por no renovarse la subvención para el comedor escolar y que el servicio se dé a través de una gestión indirecta por una empresa concesionaria, se ha convertido en una excusa más para la demagogia de un alcalde a quién traiciona su subconsciente y ofrece comida a cambio de trabajo, como en los tiempos de la esclavitud. Tampoco entra en más detalles del tipo de trabajo, o de contrato, ni si tendría seguridad social o no, o qué pasa si se está cobrando desempleo o alguna ayuda.

En efecto, este alcalde seguramente llevado por la proximidad de las elecciones municipales, se ha lanzado ya a la peligrosa verborrea de campaña electoral lanzando a familias y trabajadoras contra la Junta de Andalucía, proponiendo trabajar a los padres diez días para el ayuntamiento a cambio de que su hijo/a pueda comer gratis en el comedor escolar.

También indica como motivo para rechazar la privatización, que “los padres no quieren que sus hijos coman de catering, porque es comida fría y precocinada, en definitiva no es buena comida” (La Opinión de Málaga del 29.08.2014). Y hasta en eso podríamos estar de acuerdo si no fuera porque su partido, el PP, está privatizando allí donde puede y todo lo que puede, incluso en algunos sitios cobra por calentar la comida que llevan de casa los niños/as, y lo que menos le importa es que coman frío o precocinado, eso cuando no cierra los comedores directamente. Y a este alcalde no lo escuchamos pronunciarse cuando en Málaga el mismo PP que gobierna Diputación sacó a concurso la externalización de los comedores de los centros de atención especializados en el año 2012, y el entonces secretario general del PP en Málaga Francisco Salado, defendía en una nota “que el servicio es sometido a diario a un control sanitario, al tiempo que ha aludido a los servicios de catering en los comedores de instituciones públicas como colegios y hospitales, a cargo de la Junta de Andalucía, como ejemplos de una práctica ya habitual en otras administraciones” (diariosur.es 31.07.2012).

Además el alcalde de Mollina, olvida o no dice casualmente, si se va a seguir cocinando en la misma cocina que hasta ahora se hacía y si continuará el mismo personal, pero ahora dependiendo de una empresa, así como tampoco dice que las familias necesitadas del municipio cuentan con un sistema de ayudas y becas para sus hijos que la Junta de Andalucía da, y no es por lo tanto necesaria la “caridad” del trabajo por el plato de comida. De todo eso no dice nada, interesa más ahora “defender” oportunamente lo público, así le da una patadita a una administración de otro color, que quizás hasta se la merezca, al mismo tiempo que deja caer que su pueblo se quedaría sin comedor si no fuera por él y que, tranquilos… que cambiamos trabajo por comida.

Por cierto, el alcalde, Francisco González, gobierna en coalición después de una moción de censura que desalojó al partido más votado de la alcaldía y sería uno de los perjudicados por la propuesta de su jefe Rajoy. Y quizás por eso, para asegurarse el 40 %, dice lo que dice, aunque le traicione el subconsciente y no se ajuste del todo a la verdad.

2 comentarios sobre “CC.OO tiene calado a Huracán. Sin desperdicio.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *