Eliminación de la Clausula Suelo. -El único suelo, el de tu casa-

Los socialistas malagueños tenemos como prioridad la situación que atraviesan las familias de nuestra provincia. El llegar a fin de mes es casi imposible.

Por ello estamos peleando por algo que consideramos justo: la eliminación de las cláusulas suelo de miles y miles de hipotecas, algo que aliviaría en parte las economías familiares.

Esta pelea la hemos llevado al Congreso de los Diputados mediante una proposición de ley.

Queremos que cambie la ley y lo pedimos en el Congreso.

Para explicar nuestra propuesta de ley hoy comenzaremos a recorrer la provincia en una campaña bajo el lema El único suelo, el de tu casa’. Queremos que la gente conozca nuestra alternativa.

Estas iniciativas por parte del PSOE responde a una decisión política del Partido Socialista de defensa de los derechos de los ciudadanos, mermados por la política económica del Gobierno.

Desde la llegada al poder de Mariano Rajoy, este país está sufriendo una política redistributiva inversa: se está recortando a las familias trabajadoras y a las clases medias para nutrir el patrimonio del sistema financiero, de las grandes empresas y de los grandes propietarios.

Desde la llegada al Gobierno de España del Partido Popular, en plena crisis y con cientos de miles de nuevos desempleados, sin embargo hay 13.000 nuevos millonarios según datos oficiales. No es casualidad que esto ocurra.

En este contexto, el PSOE está llevando a cabo una actuación parlamentaria destinada a tratar de conservar las conquistas realizadas. De mantener políticas públicas razonables que son muy útiles para las familias. Y de tratar de invertir la situación.

Como es el tema de las cláusulas suelo. Estamos hablando de cláusulas discutidas por la doctrina del Tribunal Supremo. Son cláusulas que impiden trasladar a la factura final de las hipotecas las rebajas de los tipos de interés. De esta manera, si los tipos bajan, como está ocurriendo, las familias pagan lo mismo, y así los bancos ganan más dinero, a costa de las familias. Afecta a unas 150.000 personas en Málaga según la Asociación de Usuarios de Banca (Ausbanc). Según el Banco de España, un 30 por ciento de las hipotecas firmadas desde 2007 tienen este tipo de cláusulas.

La cláusula suelo media está en el 3,2%, puede suponer un cargo de unos 1.000 euros por cliente al año. Es decir, los bancos están cobrando anualmente en Málaga en torno a 150 millones de euros más a las familias con estas cláusulas.

 En mayo, una sentencia del Supremo, la STS 241/2013, cuestionaba las cláusulas suelo. Esta doctrina ha sido refrendada el pasado 19 de noviembre. Los socialistas hemos presentado en el Congreso dos iniciativas al respecto: la primera que está pendiente de debate, para que las entidades de crédito acaten la doctrina del Supremo y para introducir más transparencia y más información al consumidor en los contratos hipotecarios, contratos que duran de por vida. Y la segunda, más reciente, de noviembre, también pendiente de debate, es una proposición de ley reguladora de las cláusulas suelo en los contratos de préstamo hipotecario, que insiste en esta línea de defensa de los ciudadanos.

 La proposición de ley pide que los bancos eliminen las cláusulas suelos por falta de transparencia y porque la gran mayoría de firmantes no recibió toda la información oportuna.

Proponemos un cambio de ley para que los bancos eliminen las cláusulas suelo de las hipotecas. Más de 150.000 familia afectadas en Málaga.

La proposición de ley establece para los contratos con cláusulas suelos de hipotecas sobre viviendas y locales comerciales:

-Tres condiciones que deben cumplir las cláusulas suelo:

 1.-Deben ser consentidas. El notario que de fe de la explicación y del consentimiento.

2.-Deben ser proporcionales. Puede haber techo y suelo equilibrados. La cláusula suelo debe ser bastante inferior al tipo de interés inicial.

3.-Deben ser transparentes. Deben aportar simulaciones de distintos escenarios e incluso una comparativa con la amortización a tipo de interés fijo.

 -Un plazo de 6 meses para que los contratos se ajusten a estas condiciones.

 -Si no lo hacen los bancos, serán declaradas cláusulas nulas con la obligación de devolución del banco de lo cobrado de más.

 Qué recomendamos: que los ciudadanos reclamen su eliminación ante la entidad bancaria. En caso de que sean eliminadas tendrá efecto desde la fecha de reclamación.

Recurso a la ley antidesahucios de Andalucía. Los socialistas defendemos los intereses de las familias porque conocemos de primera mano sus problemas. El paro y la dificultad de afrontar los pagos pendientes, las facturas de agua y luz, la hipoteca.

Por eso creemos que el PP actúa sin sensibilidad al recurrir una ley como la ley antidesahucios. Más de 200 familias andaluzas que habían pedido a la Junta que expropiara por 3 años su vivienda temen ahora de nuevo que las desahucien. Es la consecuencia de la suspensión cautelar de la ley andaluza sobre la función social de la vivienda. Una decisión del tribunal constitucional después de admitir a trámite el recurso del gobierno de Rajoy.

Durante 5 meses no se podrá aplicar una norma que sólo ha tenido tiempo de culminar los expedientes de dos familias andaluzas. La Junta va a pedir que se levante la suspensión cautelar de la norma. El PP ha conseguido provisionalmente que sean los bancos los que salgan beneficiados frente a los ciudadanos.

Ante la pasividad del Gobierno de Rajoy para frenar el drama social que suponen los desahucios en general y particularmente los de familias andaluzas, la Junta de Andalucía aprobó un decreto para garantizar la función social de la vivienda e impedir la pérdida de sus hogares a las familias que no pueden afrontar sus hipotecas en situaciones de extrema emergencia.

Al ser recurrida por el Gobierno de la Nación ante el Tribunal Constitucional y éste aceptar a trámite el recurso, las familias que estaban en proceso de desahucio y que se acogieron a esta ley afronta un incierto futuro.

Una vez más, el PP antepone los intereses de los bancos, a los intereses de los ciudadanos, a los intereses de las familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *