Nota de la Familia Fernandez Carmona

Ante la noticia vertida en redes sociales por el Partido Popular de Mollina, con respecto al proyecto de realizar una pintura-retrato de todos los Alcaldes de Mollina,  la familia Fernández Carmona (hijos de D. Gerardo Fernández Delgado,  Alcalde de Mollina del 1979 al 1985) desea expresar lo siguiente:

En los momentos actuales de dura crisis, donde cada hogar de nuestro municipio sufre situaciones tan dramáticas, que ni pueden hacer frente a las necesidades más básicas de una vida digna; nos escandaliza que el Excmo. Alcalde de Mollina plantee hacer tal gasto del presupuesto municipal.

En un municipio dónde hemos visto a los trabajadores del Ayuntamiento de Mollina, en un acto de generosidad sin precedentes,  reducir  sus ingresos en nómina para que no despidieran a ningún compañero.
En un municipio dónde multitud de pensionistas tienen verdaderos problemas económicos  para ayudar a sus hijos, ya que son sus pensiones el único ingreso estable en el hogar.
En un país donde el acceso de la población  a derechos básicos reconocidos por la Constitución de 1978  es una quimera.
Entendemos que el programa de inversiones y políticas públicas de nuestro Ayuntamiento debe de ir encaminado hacia la REACTIVACIÓN ECONÓMICA, la creación de EMPLEO ESTABLE  y hacia unas inversiones que contribuyan al BIEN COMÚN, basadas en criterios de RESPONSABILIDAD ÉTICA Y SOCIAL.
En el contexto social y económico actual, el gasto en la “Galería de Alcaldes”  no se encuentra justificado bajo ningún concepto.  Sr.  Alcalde, desde nuestra humilde opinión,  su preocupación debe ser sus vecinos actuales, sus necesidades, sus proyectos, y no obras faraónicas que no favorecen el bien común y colectivo de nuestro pueblo.
Quizás aún sea una utopía, quizás nunca lo veamos, pero creemos y luchamos firmemente en la consecución de una sociedad MÁS JUSTA, MÁS LIBRE,  MÁS IGUALITARIA Y FRATERNAL. Por ello, por las fuertes convicciones ideológicas que nos mueven en nuestro día a día, no podemos optar por el silencio. No, esto sería una traición a nuestras conciencias.
En ningún momento hemos tenido conocimiento detallado del proyecto, ni de sus bases, orden de prelación de los Alcaldes; ni siquiera conocemos los  criterios para la elección de los mismos, “Alcaldes del siglo XX” o  “Alcaldes Democráticos”. Y este hecho nos plantea muchos interrogantes, entre ellos, ¿Por qué comienza la Galería con el Alcalde nombrado por las fuerzas golpistas el 12 de agosto de 1936 a las 12 horas según consta en el Acta de la Sesión?, acaso ¿el Alcalde del día anterior,  11 de Agosto del 1936 no lo era?, ¿por qué este Alcalde apartado de la Casa Consistorial por la fuerza de las armas es olvidado y sometido a tan gran ignominia por una Corporación Democrática otra vez?
Por qué los Alcaldes del Periodo Republicano 1931-1936 tienen que sufrir por tercera vez el escarnio y el olvido. Primero sufrieron la terrible persecución por sus ideas políticas, después el olvido obligatorio bajo un régimen dictatorial, y ahora en democracia, los olvidamos otra vez, los denostamos y por tercera vez los condenamos a una muerte terrible.
El Proyecto  “la galería de Alcaldes”, iguala los alcaldes del periodo pre-democrático y los demócratas, pretendiendo dar carta de legitimidad a quién no la tiene, pues no fueron elegidos por el Sufragio Universal Libre y Democrático de los vecinos de Mollina.  Pretendiendo con ello una dulcificación y normalización  del oscuro periodo de la dictadura en nuestro municipio.
Ante todo esto, los hijos de Gerardo Fernández Delgado nos oponemos a que utilicen su imagen pública en este proyecto; fundamentalmente por que contraviene nuestra idea de JUSTICIA SOCIAL en esta España deprimida económicamente.
No olvidamos que somos nietos de Gerardo Fernández Ramírez, compañero de los Alcaldes Republicanos que el Sr. Alcalde no menciona, compañero en penurias, cárceles y humillaciones.
Nos consta y sabemos que mi padre admiraba a aquellos compañeros de su padre, luchadores, de raza, y que además posteriormente algunos  fueron concejales junto a él en el primer ayuntamiento democrático.  ¿Por qué se ha elegido 1936 para comenzar la galería de Alcaldes?
Creemos que el mejor homenaje a la figura de nuestro padre no es un cuadro en el Salón de Plenos, sino el recuerdo y cariño de los vecinos de Mollina; el dar a conocer su figura y sus valores a las nuevas generaciones de mollinatos y mollinatas.
Que su figura reciba el respeto institucional que merece apartándose de la pugna política, y recordarlo es poner en práctica sus valores, el diálogo y la convivencia política entre contrarios.
Estamos convencidos de que nuestro padre así actuaría, quería el bienestar de su pueblo ante todo y le costó la vida en su temprana madurez, quería el desarrollo de  Mollina, quería el mejor colegio, quería una vejez digna para sus mayores;   gástense el dinero en desarrollar nuestro pueblo y no en proyectos disparatados e innecesarios.
Exigimos que nuestro padre no sea retratado junto a los alcaldes pre-democráticos, usando su imagen para justificar el homenaje a la dictadura.
Instamos a la Corporación Democrática del Ayuntamiento de Mollina a que reconsideren este proyecto que rompe el ESPÍRITU DE CONVIVENCIA DE LA TRANSICIÓN ESPAÑOLA.

Lola, Maite, Manuel y Ana Margarita  Fernández Carmona

3 comentarios sobre “Nota de la Familia Fernandez Carmona”

  1. Compañeras mi apoyo, a vosotras y a todos los que por convicción saben lo que quieren y desean para el futuro del pueblo.Quien ostenta el gobierno de Mollina no tiene horizonte, esto es un ejemplo más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *